viernes, 6 de junio de 2008

La fiera domada...

Pues con la novedad de que el cabrón que me esataba haciendo la vida de cuadritos en la oficina ya le bajo dos rayitas a su desmadre... y ahora hasta me paga!

Yo la verdad que si la ví medio cabrona, pero pues no cabe duda que si le pones HUEVOS al trabajo, las cosas salen.

Ahora esperemos que no se les ocurra alguna otra "cosita".